Home Page
Puente La Voladora
Regresar a:
sanarate.com
Puente "La Voladora"
Zona 4, Sanarate.

Reportaje y Textos: Jorge H. Herrera
Fotos: Fernando Mejía y Nery Herrera


El puente La Voladora está situado al final de la Zona 4 de Sanarate, al lado sur de la ciudad. Con su imponente estructura de 262 pies de largo por 74 pies de profundidad, desde su construcción se convirtió en punto de referencia topográfico y además, testigo de cálidos romances y amores furtivos especialmente entre adolescentes. Muchos sanaratecos recuerdan este puente como un lugar de aventuras de niños escolares escapados de sus aulas para ir a la cacería de pájaros, iguanas, conejos, lagartijas, armados con sus ondas de hule, o para atrapar butes en el riachuelo Las Anonas que serpentea bajo el puente.

En su época de oro, el puente La Voladora fue para Sanarate lo que el Golden Gate es para San Francisco. En su base se lee "158.04" que indica la distancia en millas que hay desde Puerto Barrios hasta el punto exacto de la ubicación del puente. Actualmente es visitado especialmente los días domingos por familias que se impresionan por la majestuosidad del puente, principalmente los niños al ir cruzando La Voladora y ver hacia abajo entre los claros de los durmientes hacia el fondo, que hace estremecer por el vértigo de la altura.

Su nombre un tanto peculiar ha despertado la curiosidad de muchos, quienes se preguntan cual será la razón para haberle dado este nombre al puente. El misterio del nombre "La Voladora" fue descifrado por medio de una interesante anécdota del señor Julio Lemus, quien laboró por 45 años al servicio de FEGUA (Ferrocarriles de Guatemala), y quien narra los hechos que explican el bautizo del puente de esta manera.


La Mujer que Voló
A mediados de la época de los años treintas, en un día de verano y alrededor del mediodía, corría un largo tren tirado por una locomotora a la velocidad crucero reglamentaria de 35 millas por hora, siendo conducido por el maquinista Teódulo Guevara, llevando como fogonero al joven aprendiz sanarateco Julio Lemus.

El tren había salido de la capital hacia Puerto Barrios con cargamento local y de exportación. Después de pasar por la estación de Sanarate se aproximaba al punto conocido como Puente 158. Al doblar la curva previa a la entrada del puente, ambos observaron sorprendidos que una mujer caminaba sobre el puente sin percatarse la proximidad del tren. Ensimismada en sus pensamientos no escuchó a tiempo el acompasado traqueteo de las ruedas sobre los rieles. De inmediato el maquinista aplicó el freno de emergencia calculando de antemano que no podría detener la marcha a tiempo y el fuerte roce de las ruedas con los rieles levantaba chorros de chispas con agudos rechinidos.

La Mujer levantó la vista horrorizada, dándose cuenta al instante que solo le quedaban 2 alternativas igualmente trágicas: lanzarse al vacío hacia el fondo o esperar a que el tren la atropellara pasando sobre ella. No tuvo mucho tiempo para pensarlo y optó por acercarse a la orilla, lanzó primero el canasto con frutas y verduras que llevaba en la cabeza y enseguida se dejó caer. El tren se detuvo al final del puente y los tripulantes se bajaron presurosos para auxiliar en lo posible a la mujer a quien creían muerta o gravemente golpeada considerando la altura del puente. Fue muy grande su sorpresa cuando encontraron a la joven quien reía nerviosamente con más timidez que dolor, mientras presurosa recogía las frutas y verduras que empezaban a ser arrastradas por las aguas del riachuelo.

La indumentaria de la época que consistía en vestido acampanado hasta los tobillos además de varios fustanes bien almidonados funcionaron como improvisado paracaídas y amortiguaron la caída ayudados por los verdes arbustos y la frondosa maleza fertilizada por los sedimentos y humedad del riachuelo "Las Anonas". Todos estos factores permitieron que la mujer se posara con suavidad sobre el suelo con solo unos pequeños raspones y moretes. Desde entonces, cada vez que don Teódulo Guevara y don Julio Lemus pasaban conduciendo un tren por el puente recordaban a "La mujer que voló" y le decían a sus acompañantes: Este es el puente "La Voladora"...


Ver Fotos 1 - 8



Reportaje y Textos: Jorge H. Herrera
Fotos: Fernando Mejía y Nery Herrera



La Voladora

Puente La Voladora en Sanarate.
 
Don Julio Lemus
Leyenda Viviente.
 
Puente La Voladora .
 

© Copyright 2000 - 2010. Sanarate Systems, Inc.