Home Page
   Portada Principal
  El Barranquillo
   
   
  Regresar a sanarate.com
   


Sanarate, El Progreso, Guatemala, Centroamérica.




Español

English

Українська

Русский
FOTOS — ALDEA EL BARRANQUILLO
Aldea El Barranquillo

La fundación de la aldea El Barranquillo se remonta a la época de la construcción de la línea del Ferrocarril del Norte, a finales del siglo XIX. En ese tiempo, los ejecutivos de la compañía constructora dispusieron ubicar a cada cierta distancia un asentamiento de trabajadores para facilitar la logística. De esta manera, cada cuadrilla no tenía que hacer largos viajes para proveerse de materiales y alimentos, haciendo más eficiente la ardua labor de abrir brechas y tender la vía del ferrocarril.

Fue así como quedaron permanentemente fundados algunos lugares como El Chilar, Briceña, El Trujillo, Estación Jalapa, El Barranquillo, Cromo, Cruz, La Libertad, etc. El lugar más importante fue El Barranquillo, por sus dos vías de acceso: Desde Sanarate entrando por la aldea Agua Salóbrega y desde Sansare entrando por la aldea Los Cerritos.

Desde la lejana época de su fundación hasta el fin de operaciones del ferrocarril a principios del siglo XXI, El Barranquillo vivió por y para el ferrocarril, aquí se formaron muchos excelentes trabajadores ferroviarios, tales como telegrafistas, brequeros (en México, garroteros), bodegueros, caporales, conductores, etc. De hecho, algunos llegaron a ocupar altos cargos administrativos en la jerarquía de la empresa, como "Jefe de Departamento" y otros puestos de gran importancia.

Cuando el ferrocarril cesó de operar en forma definitiva, para El Barranquillo representó un fuerte golpe a su economía y un cambio en sus hábitos cotidianos. La mayoría de los empleados que ya estaban en edad de retiro se jubilaron y ahora viven tranquilamente en la aldea, recordando con nostalgia los gloriosos tiempos del apogeo del ferrocarril que inyectó vida a esta comunidad.

El Barranquillo está a una distancia de 12 kilómetros del municipio de Sanarate. Sin embargo, si usted algún día desea conocer este hermoso lugar, trate de no hacerlo en la época de lluvias. Entrando por la aldea Agua Salóbrega, y luego de pasar por la aldea El Jute, durante el invierno el camino de acceso se convierte en el lecho de un riachuelo que se mantiene crecido haciendo dificultoso el viaje, entonces se tiene que transitar sobre agua y lodo. Sin embargo, esta dificultad se olvida pronto al llegar a la aldea, pues al visitante siempre se le recibe con una sonrisa de bienvenida e invariablemente se brinda una muy cordial atención de parte de sus habitantes.

El punto más llamativo de la aldea es su espectacular puente peatonal sólidamente construido sobre el Río Barranquillo. Este río se vuelve bastante caudaloso en los meses de invierno y se le tiene que ver con respeto, puesto que ya ha cobrado la vida de algunas personas que han menospreciado su fuerza y su caudal. A consecuencia de la fuerza del río, algunos incautos han sido arrastrados por la corriente y luego encontradas aguas abajo ya sin vida.

En cuanto al origen de los ingresos económicos de los habitantes de El Barranquillo, no se diferencia mucho de la mayoría de las aldeas de Sanarate, siendo en buena parte la captación de fondos a través de remesas familiares recibidas del extranjero. Además, algunos habitantes del lugar tienen empleos en instituciones públicas y empresas privadas, así como en la industria y el comercio principalmente en la capital guatemalteca.

En la agricultura, especialmente se cultiva el frijol en las faldas de los cerros de suelo cascajoso, que es ideal para esta legumbre. También se cultivan maíz, yuca, loroco, ayotes (calabazas), etc. Todas las familias dedican también parte de su tiempo para la cría de animales domésticos como patos, cerdos, gallinas, chompipes (también llamados pavos, chuntos, chumpes, guajolotes), etc., para su propio consumo y para la venta, en caso de necesitar fondos para los gastos familiares.

Para la población en edad escolar está la escuela en donde se imparten clases desde párvulos hasta el sexto grado de primaria en amplias y cómodas instalaciones. Casi cada familia cuenta con un vehículo propio como motocicleta, pick up o automóvil, también hay un autobús que hace dos viajes diariamente a Sanarate vía Agua Salóbrega. Internamente los habitantes de El Barranquillo acarrean sus productos agrícolas utilizando carretas artesalmente frabricadas para el transporte sobre la vía férrea. De esta manera se pueden recorrer largas distancias con mínimo esfuerzo transportando también personas y animales domésticos.

Lo más notable de El Barranquillo es la vida tranquila que llevan sus habitantes alejados del ajetreo característico de otros lugares más poblados, lo cual explica la longevidad, buena salud, amabilidad y excelente estado de ánimo de los nativos del lugar.




tono herrera gudiel
webmaster@sanarate.com

Reportaje y Fotos:
Jorge H. Herrera


© 2012 www.sanarate.com — Guatelink Images
Derechos Reservados


© Copyright 2000 — 2012


CONTACTO


  webmaster@sanarate.com


Anuncios de Google


© Copyright 2000 - 2012. — www.sanarate.com