Home Page
   Portada Principal
  El Caracol
  Fotos 1 - 15
  Sinopsis
   
  Regresar a sanarate.com
   


Sanarate, El Progreso, Guatemala, Centroamérica.

Aldea El Caracol
Sanarate, El Progreso, Guatemala.


Fotos 1 - 15 Sinopsis

Aldea El Caracol

Sanarate, El Progreso, Guatemala, Centroamérica.

En la jurisdicción del municipio de Sanarate hay lugares que por su particular ubicación geográfica han sido poco explorados o visitados. Es el caso de la aldea El Caracol, una verdadera joya incrustada en la cuenca del Río Motagua, el río más largo de Guatemala. En este lugar, el Río Motagua marca el límite territorial entre los departamentos de El Progreso y Baja Verapaz.

Si salimos del parque de la ciudad de Sanarate, en motocicleta o en vehículo de cuatro ruedas, de preferencia con tracción para todo terreno, puede tomarnos entre 50 minutos o una hora para llegar a esta aldea. El tiempo depende de la velocidad que imprimamos al vehículo, si llevamos prisa o si queremos ir admirando el bello paisaje que domina todo el recorrido.

Se entra por la aldea El Monte Grande en el kilómetro 53 de la Ruta CA-9, Carretera al Atlántico, y se pasa por San Miguel Conacaste, Sabaneta y entrada a la aldea El Jícaro. Al llegar a La Laguna se toma el desvío hacia Cerro Blanco, luego se llega a la Aldea El Limón y de ahí hacia abajo a San Rafael, en donde está la bifurcación de caminos. A la izquierda hacia Cerro Blanco y a la derecha bajando hacia El Caracol, se sigue hacia abajo hasta el primer portón, luego más hacia abajo para el segundo portón, continuando el descenso para llegar al cementerio, descendiendo luego hasta llegar a la aldea.

En resumen, desde la Aldea El Limón hasta El Caracol es un contínuo descenso por una empinada pendiente que marca la cuenca del Río Motagua. El Caracol es una de las aldeas menos pobladas del municipio de Sanarate, sin embargo, cuenta con su escuela para educación primaria y una iglesia católica que da abrigo a la patrona del lugar, Santa Ana.

A diferencia de otras aldeas del área, El Caracol cuenta con una fuente de agua potable que le surte un nacimiento que nunca se agota, por lo que cuentan con el vital líquido los 365 días del año. Una de las mayores riquezas de El Caracol es que cuenta con abundante fauna, incluso una especie que se creía extinta en Sanarate, la urraca, se le ve saltando de rama en rama lanzando sus ásperos graznidos. En las faldas de los cerros se escucha también el alharaquiento grito de las chachas, una especie en peligro de extinción en otros lugares, pero no aquí.

También se escucha en las cañadas el quejumbroso y nostálgico canto de la espumuya, también al transitar por los caminos alzan el vuelo parvadas de tortolitas. Algo que sorprende agradablemente es que los lugareños aseguran que por toda la ribera del Motagua y en los cerros aledaños a la aldea hay abundante población de venados, los cuales a veces los han visto pastando a la par del ganado en los potreros. Incluso se organizan jornadas de cacería bastante productivas y son muy populares y alegres las “ushadas” como le llaman a esta actividad. En resumen, El Caracol es un lugar muy apropiado para el ecoturismo.

Los habitantes de esta aldea se dedican principalmente a la agricultura y a la cría de ganado, sin faltar la crianza de animales como cerdos y gallinas para el consumo doméstico. El producto agrícola más rentable es la cosecha de lorocos, que se vende a muy buen precio y por consiguiente resulta muy lucrativo. También se cultiva sandía, maíz y frijol en la temporada de lluvias.

No puede dejar de mencionarse la hospitalidad y calidez amistosa de los lugareños. En nuestro caso fuimos atendidos finamente por la presidenta del COCODE (Comité Comunitario de Desarrollo), señora Saturnina Garrido e hijos. Aquí puede aplicarse el lema del Comité de la feria de Sanarate: “La riqueza de Sanarate es su gente”.

Actualmente el COCODE está gestionando ante las instancias correspondientes para que sea reconstruído el puente colgante sobre el Río Motagua que fue arrastrado por la correntada provocada por la tormenta tropical Agatha que azotó a Guatemala el 29 de mayo de 2010. Lograr esta obra es de suma importancia por el intercambio de servicios y productos con los habitantes de las comunidades de Baja Verapaz ubicadas al otro lado del río, tales como Chavá, La Lima, El Saral, Los Algodones, Las Cañas, El Matilisguate y otras, desde donde y hacia donde no se puede cruzar el río por la profundidad y la fuerza de las aguas.

La belleza y tranquilidad del entorno se presta para la meditación, y parados observando desde El Caracol hacia el norte, a las primeras estribaciones del bosque lluvioso de la Sierra de Las Minas en Las Verapaces pensamos que Dios ha sido generoso con Sanarate al habernos obsequiado lugares tan bellos como éste. Deberíamos visitar estos lugares más a menudo.




Aldea El Caracol, Sanarate, El Progreso, Guatemala.



Aldea El Caracol

A.H.G.
webmaster@sanarate.com

Reportaje y fotos
Jorge H. Herrera

Guatelink Images — www.sanarate.com


© Copyright 2000 — 2010


CONTACTO


  webmaster@sanarate.com


Anuncios de Google


© Copyright 2000 - 2010. Sanarate Systems, Inc.